Machote Episodio 13 – El desorden es una gran oportunidad

 

El desorden puede ser una de las más horribles torturas a las cuales algunos nos enfrentamos. Enfatizo “algunos” porque sé que hay muchos a los cuales no les importa demasiado. 

Hace un tiempo, al ver mi vida tan aburrida, que había caído en tanta locura, siendo su pilar, la rutina, me di cuenta de que debía hacer algo por ello. 

No puedo decir que he hecho un cambio sola. Dios me ha guiado, por sendas de justicia. Me ha permitido renunciar a todo aquello que amaba pero no me beneficiaba y me ha instado a través de escenarios de desorden a reestructurar, a resolver, a pensar, imaginar, y con creatividad, revolucionar. 

El desorden aparenta ser lo peor. Pero cuando sabemos que está ahí, y luchamos por cambiarlo, eventualmente sigue siendo un desorden pero… con un poco más de orden.

¿Y de qué puede servir? Sirve para darnos cuenta de que somos valiosos.

¿Por qué? Porque podemos “transformar”.

¿Cuánto desorden miras a tu alrededor?

¡Anda y transformalo! Lo vas a lograr, y te sentirás mejor, te sentirás listo para el próximo desorden. 

Éstos desafíos nos hacen crecer, nos hacen gigantes en la resolución de problemas, y al final que la vida de ello trata.

Es como construir en un desierto. Jajaja, me recordé de una bella película, aquella de Tom Hanks, un holograma para el Rey. Que por cierto, me encanta demasiado. Creo que eso amerita otro episodio jajaja. Esa película me recuerda a una persona que amo demasiado y que vi sufrir por mucho tiempo. Me recuerda que nunca es tarde para ser feliz, y que a veces estamos hundidos en situaciones que no dependen de aquello que podamos hacer. Todo es mejor con Dios. 

P.D. 

Mi teclado está lleno de grasa por un medicamento tópico que estoy utilizando en piel. ¡Qué horrible! Mis dedos se cansan al escribir por lo mucho que se adhieren a la superficie, veré con qué lo limpio, y seguiré leyendo sobre el Salmo 24. 

Uff. ¡Ya! Utilicé toallitas húmedas y papel higiénico, luego totalita húmeda lavada con agua, y lo volví a secar con papel higiénico. ¡Listo! Maravilloso y amado teclado, no sé qué haría sin él. 

Con amor,

Amparo Cribas. 

KEY: Vivir en desorden es la oportunidad y plataforma perfecta para saber que somos valiosos y que transformar es, una acción que debemos con brío en nuestras manos y mente, tomar.

El uso semántico de la palabra brío es intencional.

El orgullo para lo bueno.

2

Después de dos días de poca productividad porque había estado con una intoxicación alimentaria, era hora de reestablecer mi rutina habitual (aunque en ese entonces tenía poca o ninguna; por eso de que me ha costado recuperar el ánimo después de que falleció papá, pero esa es otra historia y no quiero desviarme más.)   En fin, necesitaba lavar platos para hacerme una sopa, pues sería lo más adecuado para mi estómago, pero ¿qué creen? Ya eran las 11 AM no había agua.

Así que en vista de que nadie me auxiliaría porque mi mamá dormía tuve que hacerlo aunque costase mucho. Eso sin comentarles, que su servidora no es la mejor cocinando😂🤣. Empecé a llenar la cubeta para recolectar agua, fui lavando los platos, luego piqué la papa, eventualmente y sin pensarlo mucho (obviamente, escuchando algo positivo; Alex Dey), fui preparando la comida que necesitaba y no solo eso…fui arreglando alrededor, y con una inversión de 30 minutos todo se miraba mejor.

En eso pensé, soy capaz de hacer este pequeño logro y muchos más. No hubo necesidad de pedir ayuda sino de pedirme ayuda y hacer lo que emprendía con mucho entusiasmo. Analizando la situación también relacioné varios eventos anteriores en los que se me daba un proyecto en cuna y en un corto plazo había logrado llevarlos a caminar. Por lo tanto, a lo que quiero llegar, amigos, es que “el orgullo para lo bueno“, tomemos un poco de esa actitud soberbia para decir ¿Saben qué? Voy a transformar absolutamente todo lo que se me es dado,  y cualquiera podrá con seguridad confiar en que puedo hacer maravillas.

Con amor a lo bueno,

con ganas de cambiar el mundo,

Amparo Cribas. 

Pueden escribirme en estos comentarios o enviarme un correo a nykollcribasc@gmail.com

Me encantaría conocer su opinión;

es  única y valiosa.

¡Saludos a mis lectores de Honduras, Estados Unidos, Colombia, México, Perú, El Salvador, España, Argentina, Costa Rica, Venezuela, Canadá, Uruguay, Panamá, Guatemala & República Dominicana!