Machote episodio 28 – Lluvia

¡Cómo detesto la lluvia! No es porque sea tan engorrosa, sino porque en mi casa no hay cielo falso. Eso implica que el sonido es inevitablemente asqueroso. Mi abdomen se contrae en señal de repulsión y mi cara no tiene más remedio que hacerse un limón. 

Aunque no soy lo suficientemente estúpida como para negar todas sus ventajas y la bendición que acaece cada vez que nos visita… no me gusta. La ropa no se seca (no tengo secadora). El suelo está húmedo, y mis zapatos se ensucian. Hay más insectos. 

Pero, quizás permite que el sueño sea profundo y ahora que lo pienso, que el calor cese. Ya que hoy también me quejaba del horrible calor que hacía.

¿Querida lluvia, podrías irte? ¡Querida lluvia, no me agradas! Hermosa lluvia, cae rápido y vete. No te amo, tampoco siempre te quiero, pero sobre todo “no me gustas”. 

Maldita lluvia, sigue sonando. 

La detesto.

El exabrupto hubo terminado después de todo eso yo haber escrito. Jajajaja. Un cuerpo humano con un teclado a la mano y una mente de escritor puede capturar emociones en forma de letras, que huelen a honestidad pura, ese anterior es el resultado. Después de que se me pasó la cólera, entendí que lo que más me disgusta de ella es el sonido, y que son las circunstancias específicas que poseo las que moldean mi enfado.

¿Y a ustedes

les gusta la lluvia?

P.D. Aquí les dejo la única lluvia que me gusta, me encanta:

Machote episodio 25 – Take it to the Next Level before you are able to.

Se me vino un breve recuerdo… Cuando era pequeña, mis padres me regalaban algo al final de cada bimestre escolar por mis buenas notas. Recuerdo y no sé de qué manera se nos vino a los tres la idea de tener mi propia computadora, creo que estaba en quinto grado cuando eso sucedió. 

Recuerdo que la quería tanto para ser escritora, pero no recuerdo haber escrito mucho una vez teniéndola. Sí lo hice unos dos años después y no necesité de una, es más, lo hacía todo en un cuaderno. 

Lección, necesitas la fuerza de voluntad, las ganas de soñar, no para ganar nada, sino para disfrutarlo todo. Esa llama que te calienta el alma es la que te permite, llevarlo a otro nivel antes de que puedas.

Canción sonando: As of Late de Jeff Arata. 

Me gustaría saber qué plan quieren llevar a otro nivel antes de que “sean capaces”.

¡Vamos con todo!

El Show debe Continuar

Y Finn dijo ¿Cómo es que dice la frase? Ah, sí, El Show debe Continuar. Al ver este capítulo de Glee, recordé un par de momentos cuando yo era bailarina de Ballet. Mi maestra, Odily, siempre nos recordaba que se nos podía deshacer el moño o salir volando una zapatilla, eso no importaba, incluso al caerse te debías levantar. Esa lección me servía en y fuera de un escenario pero parece que con los años si no reforzamos algunos aspectos se nos terminan olvidando.

Hoy tuve que poner en práctica el adagio. Recuerdo haber puesto en detergente una ropa, incluyendo mi uniforme de la universidad, pero el día fue pasando y surgían otras prioridades así que no fui a lavar. La frescura de la noche llegó y pensé en qué hacer. Por un rato decidí que no iba a lavar, porque tenía libre la mañana del día siguiente. Pero hubo un ímpetu diferente en mi compromiso y decidí ir a lavar a pesar de que el agua de la pila había quedado sucia y de que no había suficiente presión como para llenarla. Tuve que llenar una cubeta y estar lavando a poco. De repente empezó a llover y aunque estaba lloviendo y me mojaba un tanto, continué. 

De repente se vea como una anécdota trivial, pero me gusta celebrar los pequeños logros, debido que cuando se suman, constituyen algo grande, y sin ellos no sería posible. Así que ahora puedo iniciar mi mañana sin ningún pendiente, y simultáneamente es una tarea menos en la lista. 

Sigan su show, 

La creatividad se forja en las peores situaciones, 

Es importante saber que esa habilidad creadora

Nos hace fabulosos.

Con amor, 

Amparo Cribas.