Machote episodio 20 – Después de enojarme con Felipe

No me gusta pelearme con nadie, but we cannot take control over everything that is going on. Después de enojarme con Felipe… Sentí un cambio repentino de ambiente. Me hizo tomar decisiones que no acostumbro a elegir.

Arrebaté una hoja de un sendero desconocido, tomé tinta del púrpura engreído y drené en una conversación inesperada lo que justamente veía venir.

Las pláticas cortas a veces son “esenciales” y por así serlo, “lo mejor del mundo, mundiales”. Las ideas fluyeron, escribí un poco y escuché la canción de un nuevo artista. Todo, ha valido la pena. 

Regresé a Felipe, le vi sus jaspes en llama ardiente y le pedí perdón… entre palabra que escupía en seda, su voz a la mía llega, el jaspe zanahoria ahora parece arándano y nuestras luces han decidido apagarse en carrillos, pisos, y úvulas.

Espero disfruten de un relato poético, que describe, la ira, indulgencia y en ello, amor,

Amparo Cribas.

Machote – Episodio 7 – “Tosca”

Recuerdo bien que a mi padre no le gustaba cierto vocabulario utilizado en mis escritos, le parecía brusco y atrevido, y lo es. Pero, creo que ni él, ni yo, entendíamos en aquel entonces, que el diálogo interno que entablamos en las letras, aunque a veces parece estar intrínsecamente relacionado con la manera en la que actuamos o procedemos, no lo está. 

Elías y yo hemos escrito mucho últimamente. Elías es un amigo que me ha enseñado en poco tiempo a aceptar ciertos rasgos de mi personalidad como escritora. En la poesía me he dado cuenta de que quizás son las letras una dimensión aledaña a la realidad, pero no son meramente ésta.  

Al haber escrito estos párrafos me siento más metafísica que tosca… Pero, sólo quería aclarar, no tomemos por literal cada frase de un escritor. Hay que saber interpretar, y saber que la interpretación será siempre subjetiva, y que en ella cada quien forja una nueva realidad “quizás con retales del pensamiento de alguien más, que también lo ha sido de alguien más”.

Digamos que el proceso de catarsis puede estar implícito cuando escribimos y nos ayuda a sacar algo que nos pesa mucho, y ello puede salir “tosco” o puede salir “dulce”, pero sea como sea que logre escapar, “es necesario” para existir “respirando” y no respirar sin existir. 

P.D. Ayer no publiqué porque mi dispositivo no me permitía “pegar”.

Con Amor,

Amparo Cribas

Saludos hasta Guatemala, Colombia y EE.UU.

Incendio

arny-mogensen-172490-unsplash

La casa se está incendiando.

El hogar se está quemando.

Los recuerdos se desvanecen

y algunos fragmentos borrosos permanecen.

Los bomberos llegan a tiempo e impuntuales.

Se acongoja el alma,

Se estremece el corazón…

Y algún día podré tal vez

volver a tener otro lecho sobre el cual descansar.

Interpretación

Después de la partida de papá, mi casa, mi hogar, es decir, mi alma, sufre. El dolor es como el que causaría el fuego, y las quemaduras me destruyen hasta poco dejar. La sensibilidad aumenta y todo parece una tormenta.

Quisiera decir que sé cómo volver a tener un descanso dentro de mí, pero eso todavía es una incógnita.

Dichosos los que lloran, porque serán consolados.

Mateo 5:4

Mi vida, y tu vida, aunque con heridas, sigue siendo una oportunidad.

Sin dirección

DSC05025

Ella es una flor que amó una sola vez

y al recibir desdén comprendió su valor.

Aquel mozo nunca a su vida volverá

y que ella vuelva a amar aún es una incertidumbre total.

Tiene miedo de amar,

pero miedo no es;

una paradoja…

tal vez.

Se ha convertido en una búsqueda incesable

ve los días, ellos pasan

y la persona indicada

de ella no sabe nada.

No sabe siquiera si debe ser el hombre ideal

o deba ella sus altas murallas bajar.

Esta búsqueda la ha hecho retornar al insano pensamiento

de aquel muchacho al que amó.

Ya no se pregunta si tal vez él la recuerda

sabe con certeza de que así no es

pero se pregunta qué fue lo que de él la cautivó

se pregunta qué fue y cree a medias que lo sabe.

Su libertad y su forma tan extraña de ver la vida

la atrapaba y no le mostraba salida.

Sus promesas sin miedo que no están cumpliendo;

fueron ilusiones no baratas las que le dio,

con su corazón en la mano lo proclamó

en ese momento él no sabía lo que quería

ella siempre lo supo

pero ahora no lo sabe.